Crónica de un político twittero que se humilló a más no poder

Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana había honorabilidad en los integrantes de la república.

En estos días la honestidad y la calidad moral solo son una forma de publicidad. Tomemos el ejemplo de nuestro expresidente municipal de Cuernavaca, Manuel Martinez Garrigós (MMG).

Hay una cantidad interesante de “conflictos” en los que se vio envuelto durante su reinado en Cuernavaca, de los más sonados está el caso de la recolección de basura y sus pleitos con la compañía PASA, en donde llegó a argumentar que salía carísimo contratarla y terminó pagando más a la nueva compañía.

Presumiblemente con afán de llegar a ser candidato a gobernador por su partido, MMG pide licencia o renuncia, honestamente no recuerdo exactamente, pero resulta que le gana la candidatura Amado Orihuela, y se queda como el…. Ya saben.

Como tenía demanda por muchos millones de pesos por el pleito con PASA, honorablemente su partido lo premia con una plurinominal, como está de moda. Acto seguido con el fuero anti-constitucional ya no hay manera de hacer justicia.

No se queda ahí la cosa, los diputados locales de Morelos en su afán por vernos la cara promueven la eliminación del fuero de “autoridades estatales y municipales” pero no aplica para ellos mismos (esto lo aprendí hoy de parte de un buen amigo que prefiero no involucrar en este post, en una de las edificantes pláticas de sobremesa en el trabajo). Pues así la cosa, en febrero de este año (2013) el juez que lleva el caso de PASA vs MMG dicta orden de arresto para este y otros dos involucrados, pero por alguna razón el fuero no solo hace que teman arrestar a MMG sino a los 3 y a este día siguen libres, aunque uno de los otros dos es precisamente hijastro del gobernador actual, pero no conjeturemos, vamos a creer que no afecta (si, en gran medida es sarcasmo).

Bueno, en medio de todo esto, y como mucha gente, varios twitteros de Cuernavaca hemos traído a MMG de cliente, y comentamos sus gracias abundantemente, lo cual aparentemente empezó a molestar a unos cuantos twitteros que según se entiende, no están de acuerdo con que MMG sea culpable de estas cosas mencionadas, y otras tantas como el endeudamiento ridículo que junto con los diputados de esos entóncenes promovió a Cuernavaca como digno competidor entre los municipios deudores del país.

Pues entre el clásico trolleo estos twitteros de pronto comenten errores como twittear prácticamente la misma frase al mismo tiempo, y cosas de esas. Otro ilustre defensor de Garrigós en twitter empieza a reclamarnos a algunos que no tenemos identidad real, por el hecho de no usar un nombre real ni foto propia.

En mi caso uso el nick de GaRaGeD desde hace como 13 años, está relacionado con mi nombre ampliamente y de hecho en los congresos y donde puedo me presento con mi nombre y mi autoimpuesto pseudónimo, y estoy bastante seguro de que no es complicado atar cabos para relacionar mi identidad real con mi “nick”, vamos, nunca he intentado separarlos, ambos nombres son yo y solo yo.

Bueno, volviendo al tema, no solo comenten errores como esos de criticar algo insostenible, sino que uno de los más acérrimos defensores se pone @LaraAgustin de nombre, y usa una foto que pertenece Anibal Martinez, que al parecer es un cineasta argentino, que comparte apellido con MMG, o será en serio pariente? Yo se que MMG tiene un gemelo, pero hasta ahí. En todo caso, después de buscar información que los relacione, no encuentro nada, Anibal Martinez Garrigós no existe en internet, así que supongo que a lo mucho son primos.

Entonces, si son primos o no, cuál es la razón para que una persona reclame falta de identidad en Twitter cuando usa un nombre falso? O mejor aún, por qué se pone el tipo una foto que no es de él cuando critica tanto la falta de identidad? Obviamente aquí se nota una intención clara, defender a MMG con cuentas de Twitter falsas. Pueden ir a ver el tipo de mensajes que pone este @LaraAgustin, son bastante floridos, y en especial hablan de la calidad moral y gustos sexuales de un par de personas que de hecho ni idea tengo quiénes son, pero hasta a mi me ha dicho que soy pagado por ellos.

Ni idea tengo cómo llegó a tal conclusión, y solo puedo creer que intenta desacreditar a todo mundo haciendo creer que somos unos corruptos y contratados para atacar a MMG, no podría estar más equivocado el cuate, yo tengo un trabajo bastante legítimo y rastreable, y se que varios de los otros atacados con la misma técnica están en condiciones similares a las mías.

Entonces qué sucede? En realidad estas personas son contratadas para contrarrestar los comentarios en contra de MMG? O simplemente son voluntarios que en su calidad de fans se ponen a ayudarle en su campaña de imagen?

Pues resulta que entre el frenesí de una de tanta discusiones en twitter, la cuenta de MMG saca un twit con la justa redacción típica de @LaraAgustin, el cuál fue borrado minutos después, pero no contaba con que sería inmortalizado con un screenshot, vea usted mismo:

Twit de MMG

Compara con este twitt por ejemplo.

Esto se complica, tenemos dos grandes posibilidades, que MMG esté creando cuentas alternas para atacar sin dañar su imagen, o que esté contratando a alguien para ello. Lo que queda claro es que quien sea que haya escrito el mensaje, tiene las cuentas de ambos, del personaje falso y del político SME (social media expert). Y para su infortunio, le tocó caer en la humillación clásica de el twit incorrecto en la cuenta de Twitter equivocada.

Sea cual sea el caso, es obvio que MMG está lanzando, ya sea personalmente o a través de alguien que administra sus cuentas de Twitter (lo personal nadie se lo quita), una campaña de desprestigio con mentiras terribles, usando un lenguaje ridículamente bajo y con tintes homofóbicos. Con esto llegamos a la cima de la inmoralidad que podríamos considerar no patológica, ya peor que esto solo sería descubrir que esté involucrado en narcotráfico o asesinatos, esperemos que no suceda.

Así que, de este tamaño es la moral de MMG, y así se humilló a si mismo sacando por error la casta en Twitter y dejándonos saber que él está detrás de esas cuentas sospechosas. Veremos cuánto tarda en mejorar su récord 🙂

Es todo por hoy

La percepción pública como medio para justifica/descalificar lo que sea

Se han dado cuenta del gran cambio mediático que hemos vivido en los últimos años?

La “super carretera de la información” mejor conocida como internet llegó para hacer un gran cambio en la accesibilidad de información, sin embargo, la realidad es que en gran medida este cambio afectó solo a un sector de la población, hablando de México en particular, ya que no toda la población tiene acceso a internet, hasta hace unos meses se hablaba creo que de un 11% de penetración de este servicio en el país, posiblemente en otros países la realidad sea diferente.

Pero resulta que el gran cambio no vino tanto de la disponibilidad de información, ya que la información disponible en realidad no era diferente con la llegada de internet, hubo un cambio mucho más reciente que estuvo relacionado con un movimiento relativamente nuevo dentro de internet llamado “redes sociales”.

Las redes sociales vinieron a modificar tanto la comunicación entre personas como la disponibilidad de información, pasando de tener originalmente acceso a la información académica o la proporcionada por los medios tradicionales de comunicación, a tener cosas como wikileaks, y otros sitios no tan populares, pero igualmente valiosos, que empezaron a hacer honor a la frase “la información quiere ser libre” sacando a la luz documentos, cartas, y toda clase de acuerdos entre diferentes instancias de gobierno de una gran cantidad de países. Estamos hablando de documentos secretos, clasificados o que simplemente los autores involucrados no hubieran querido hacerse del conocimiento público.

Otra cara de este proceso de “democratización” de la red (internet) fue la aparición primero de algunos sitios sociales, orkut fue uno de los pioneros, y luego aparecieron los masivos, hi5, myspace y finalmente los que harían un efecto mundial, facebook y twitter.

Posterior a facebook y twitter han llegado toda clase de sitios sociales enfocados a temas particulares, que gracias a los dispositivos móviles actuales han hecho de estas subredes dentro de internet estén pobladas por una rica variedad de personas y por tanto personalidades, que fácilmente pueden intercambiar opiniones, y en algunos, o muchos, de los casos simplemente aventar su opinión al mundo no necesariamente esperando ( ni consiguiendo ) que sea leída, escuchada o vista por una o más personas.

O sea, la facilidad de lanzar opiniones a la red ha hecho que la gente sea más comunicativa al respecto de sus opiniones, y claro, dentro de este fenómeno, tal y como en los medios tradicionales, necesariamente existen personas que logran hacer sus opiniones mucho más tomadas en cuenta que las de la mayoría, esencialmente aquellos que lo hacen como una forma de trabajo, o en su defecto que llevan consigo algún tema de interés importante para algun grupo social.

Esto parecería como que no cambia de manera importante la forma en la que la información es accesible para la persona promedio, después de todo caemos en el esquema de que solo la información que proporcionan aquellas personas que califican como reporteros, dentro de sus sitios, casi siempre de un esquema periodístico bastante cercano al tradicional, solo un poco más dinámico, son los que logran llevar sus palabras a cantidades grandes de personas.

En la realidad, a pesar de que el párrafo anterior no es errado, si hubo un cambio importante con las nuevas redes sociales de internet, ahora no solo tenemos la opinión de “expertos”, sino que es muy fácil notar dentro de la expresión colectiva intereses que van más allá de lo que los medios comerciales quieren resaltar. Dentro de este cambio tenemos que ahora por ejemplo los políticos depende muchísimo de los sitios sociales para hacer su contacto con su sociedad, y esto cambia naturalmente toda la jugada.

Todo este royo que me he aventado es para discutir el tema de la calificación o descalificación de la opinión pública. Resulta que con la adaptación de los políticos a esta nueva forma de darse a conocer, publicitarse, y estar en contacto con la sociedad se ha dado un fenómeno nada inesperado de ellos, la negación de la realidad.

Es obvio para todo mundo que las estadísticas, reportes y toda clase de indicadores que usan los políticos están perfectamente amañados para hacerlos quedar bien, y claro, nadie espera que acepten públicamente que son unos incompetentes, aún cuando en muchos casos lo son de manera notable (EPN, FCH, entre los más). El asunto es que esta negación de la realidad, porque eso es, ahora se hace evidente ya que los medios sociales no tienen ninguna necesidad de seguir el juego, a diferencia de los reporteros que por angas o mangas llegan a tener que “venderse” o sucumbir ante las presiones del gobierno o la delincuencia (no se si debí separarlos).

Así como expresidentes negaban problemas económicos, sociales y de seguridad, ahora resulta que los políticos han abrazado los medios sociales exactamente con la misma filosofía, son simples escaparates para presumir sus grandes logros, sus negociaciones en pro de la sociedad y las maravillas que sus decisiones han hecho en la sociedad que los eligió.

Claro que la gente no se queda tan tranquila, dentro de lo que cabe, y las redes sociales se han convertido en el medio de aterrizamiento de esos sueños guajiros expresados por una gran cantidad de políticos, y en la actualidad es más fácil entender muchas situaciones leyendo los comentarios en las redes sociales que viendo noticieros en la tele.

Una gran cantidad de estas expresiones sociales están encaminadas al repudio y desapruebo de las actividades desarrolladas por los políticos, y la respuesta natural de estos ha sido la de siempre, la negación. Pero no para ahí la cosa, como es necesario contrarrestar las opiniones negativas, una buena cantidad de políticos, notablemente el presidente copetón, o más localmente Manuel Martine Garrigós en Morelos, han decidido atacar por la vía ruda, contratando gente que de opiniones positivas de ellos en los medios sociales, y en algunos casos de plano contratando programadores que manden robots a replicar masivamente comentarios positivos de ellos, o criticando a sus adversarios. Lo mismo que han hecho siempre con periódicos, radio y televisión.

De esta manera hemos recaído en el clásico esquema de “todos están mal, yo estoy bien” en el que los políticos solo se dedican a congratularse de sus grandes medidas y sus grandes planes, ciegos a la realidad del personaje común en la sociedad que les tocó presidir. En mi caso lo veo tristemente en el gobernador de Morelos, de palabra trae grandes intenciones, pero en los hechos ha logrado poco, y lo realmente preocupante es lo poco que se puede esperar a futuro si nos damos cuenta de las malas decisiones que toma con frecuencia.

Y qué ha pasado ante el descontento social expresado ampliamente en las redes sociales, blogs y medios periodísticos tradicionales? En el caso de Graco, como en el de EPN, y muchos otros seguramente, la respuesta de estos personajes es descalificar, anunciar complots en su contra y denunciar de pesimistas a sus detractores.

Desafortunadamente, dentro de esta descalificación de la opinión pública hemos perdido buena oportunidades de hacer cambios que pudieran haber mejorado mucho este país, pero en vez de eso vemos que como tanto se ha intentado en el pasado, los políticos se dedican a seguir vendiendo el país, seguir generando empleos mal pagados, seguir siendo serviles ante la voluntad de USA, y buscando la mejora de la sociedad mexicana prácticamente en el último lugar de sus prioridades, si bien nos va.

Hoy como desde hace mucho tiempo, para que un grupo sea escuchado se requiere de métodos alternativos, siempre descalificados por el gobierno, y claro, no tienen ningún conflicto de intereses al descalificar a sus detractores. Esos métodos los hemos visto desde hace 20 años, y cada vez son más drásticos, pero los políticos siguen usando cualquier información para apoyar su agenda y descalificar las opiniones contrarias.

Sigamos así, hasta que una de las partes se canse suficiente.

El primero de julio

este texto lo escribí y nunca lo terminé ni publiqué, pero vale la pena lanzarlo, tenía inquietudes importantes para mi, y el resultado creo que no estuvo muy fuera de lo que esperaba, es chistoso ver lo que uno pensaba en el pasado no tan lejano.

Ya estamos a la vuelta de la esquina de concluir un proceso electoral que va a pasar la historia por muchas cosas, entre ellas la gran desconfianza de una buena parte del electorado, por otra el papel tan importante de las redes sociales, los debates no solo “oficiales” sino uno muy importante organizado por una red social formada en twitter, etc, etc.

Para muchos como yo, gran parte de la expectativa se centra en observar la cantidad de fraude que se intente ejecutar el día de las elecciones.

No preocupa mucho realmente la cantidad de gente que se deje comprar el voto, propiamente es ilegal, pero la verdad es que si alguien es tan tonto como para venderlo en serio (en vez de simplemente aceptar el dinero y votar por quien se le antoje) pues no podemos hacer mucho, el país tendría al gobernante que merece (si es que ganara).

Personalmente me parece mucho más importante el tipo de fraude que mete boletas a las urnas, ya hemos visto una buena cantidad de boletas “duplicadas por error”, y otro tanto de boletas que ya tienen seleccionado el candidato. Por otro lado está el intervencionismo de FCH, pero es la fórmula que su predecesor instauró, el presidente hace campaña electoral de manera oficial, claro que van a decir que no es cierto, pero vamos, no nos chupamos el dedo.

Una cosa que es complicado de entender es cómo la gente con tendencias derechistas puede anteponer esos ideales al bienestar del pueblo, esa actitud de “mientras yo esté bien, no hay problema” es terrible, principalmente porque nadie tiene la seguridad de que va a estar bien dentro de unos meses, la clase media en este país ha ido desapareciendo lento pero seguro.

el trolleo político y la expectativa social

Hoy tengo ganas de trollear, y estoy decidido a no dejar pasar la oportunidad 😀

México siempre se ha caracterizado por ser un pueblo que se burla de todo, la prueba está en que nos burlamos de la muerte, ya más que eso no se puede, y la política siempre ha sido cliente predilecto, solo que hasta hace unos pocos años no había medios de comunicación que pudieran ser masivos y libres, lo únicos que se mantenían intentando burlarse activamente de los políticos eran los cartoneros, y solo basta darle una googleada a los asesinatos y encarcelamiento de ellos para entender por qué los demás medios de comunicación simplemente cooperaban con la voluntad del presidente en turno.

 

Actualmente ya tenemos medios que si bien no están al alcance de todos, si están al alcance de muchos, y sobre todo son muy poco censurables (aunque la SSP crea lo contrario) en la forma de redes sociales en internet. Esto ha cambiado mucho el juego, aunque con resultados duros poco satisfactorios, ya que de todas maneras ganó el PRI las elecciones presidenciales del año pasado, pero el efecto social es innegable, hemos visto salir a relucir las cosas más ridículas tanto de labios del ex-candidato y ahora presidente, como de las actividades concretas de él mismo y muchos otros políticos.

 

Ahora vemos casi todas las semanas que los medios de comunicación hacen referencia a hechos o noticias que saltaron a la vista de todos a partir de comentarios en facebook o twitter, hay algunos programas nacionales que de vez en cuando hacen resúmenes de lo que se habló en las redes sociales, y de hecho hay una buena cantidad de empresas en el país que se dedican a estudiar los contenidos de los medios sociales para sacar temas populares o tendencias en la opinión pública (con eso de que las encuestas ya no son muy confiables que digamos !).

 

Incluso en mi pequeño círculo social, hay algunas personas que son muy activas en las redes, que mantienen blogs con buena actividad y que abordan temas muy importantes en todos los ámbitos de interés nacional, y tenemos ahora una ola de políticos que le entraron a la moda y nos dan todo tipo de señales de lo que hacen diariamente.

 

Todo esto ha creado un ambiente nuevo de libertad y sobre todo de crítica y discusión, a veces amigable, a veces no tanto, que involucra directamente a una buena parte de nuestros políticos, y que ha permitido que salgan a la luz muchos temas que en otros tiempos hubieran quedado como una nota oscura dentro de un noticiero, o dentro de algun periódico visto por unas cuantas miles de personas. Ahora tenemos que el simple hecho de que EPN no sepa qué significa IFAI hace que decenas de miles de twitteros nacionales se burlen del suceso y que se convierta en noticia nacional, no solo por lo gracioso del evento, sino porque los noticieron se sienten obligados a darle importancia a algo que las redes sociales ya convirtieron en un verdadero evento de la historia contemporanea tan solo porque puede ser comentado en twitter, facebook, G+ o cualquier otra red social que esté de moda.

 

Obviamente esta ha sido una gran oportunidad para mi también, yo soy un activo trollero en twitter, y trato de no desperdiciar ninguna oportunidad para criticar, burlarme y caerles en sus contradicciones a políticos nacionales, estatales y municipales :D.

 

Esto me lleva al tema más fuerte que quería comentar desde que meditaba en publicar este texto, y este es el hecho de que los políticos como cuando solo existía la prensa tradicional, en los medios sociales se dedican a publicitarse y a prometer todo aquello que nunca tuvieron intención de prometer, y claro, de vez en cuando también prometen cosas que cumplen :D, pero eso no es divertido de twittear 😛

 

En particular yo veo el caso de nuestro presidente nacional y de el gobernador de Morelos, ambos se han convertido en grandes usuarios de las redes sociales, sin embargo, en el caso de EPN por ejemplo, fuera de su discurso auto-complaciente, de ninguna forma se ha dado cuenta que 70% de la población no votó por él, y la gran mayoría de ellos de plano están abiertamente en contra de la gran mayoría de sus deciciones, aún cuando el esté completamente convencido de que son las que más le convienen al país. Caso muy similar veo en Graco, que entró al poder con una gran actitud, promoviendo la igualdad y popularizando (haciéndolo del pueblo, pues) el gobierno a través de peticiones como la de “llámenme Graco, no Señor Gobernador”, o la de “ya no es casa de gobierno, ahora es Casa Morelos”, y no niego que trae unas ideas bastante buenas, pero en los temas que más preocupan a la población en general la verdad es que han sido errores tras errores.

 

En síntesis, a pesar de la “democratización” de los medios, de la poca censura que puede haber en internet, y de la gran participación en estos de algunos políticos, lo que estamos viendo es más de lo mismo, vemos políticos con el juicio empañado por el poder, hechándole la culpa a los medios de la mala imagen del país, y viendo “complots” en todas las críticas que se les hacen, sin siquiera pararse a analizar el fondo de las mismas, es cierto que muchos nos burlamos por burlarnos, pero muchos otros traen una idea interesante de por medio, traen propuestas que podrían de verdad hacer un cambio social, pero como ninguno de ellos logra entrar al círculo de confianza de $político, principalmente porque adolecen del clásico síndrome de “me rodeo de los que apoyan mis ideas”, pero eso si, vendiendonos la idea de que en realidad “están siendo asesorados por los mejores en cada área”.

 

Si vemos que dentro de todos los esfuerzos para disminuir la violencia no cabe ni de chiste la idea de meter a la carcel a los políticos que inculcaron ese sistema durante su gestión, qué podemos esperar de este país ?

 

Se le hecha la culpa a la corrupción y falta de moral de los acontecimientos negativos, pero resulta que los que menos moral y más corruptos son, son ellos mismos !! nada más hace falta ver los casos de PEMEX, CFE, todos los “-gates” del PRI, los videos editados del PAN, el ex-presidente corriendo del país (como siempre) para no afrontar los reclamos sociales, y el sin fin de tonterías que hacen nuestros políticos (en su generalidad), pues qué podemos esperar de este país ?

 

Podemos esperar que empicen a aflorar los grupos armados, ya hay más de 2 estados del país con “policía comunitaria”, qué más van a esperar para corregir el camino ? que empecemos a armarnos todos ? #EsPregunta