Pensando en la actualidad social y política (de USA?)

Lateral a todo el show mediatico que los candidatos a la presidencia de USA, y los todavía no candidatos para la correspondiente elección mexicana del 2018 (eso si, muy bien destapados) podemos observar mucho más que el interés por el cargo, o por el mism país que los candidatos quieren gobernar.

De entrada, en un mundo en el que se está enfatizando a niveles casi obsesivos sobre la tolerancia, vemos un discurso terriblemente intolerante por parte de Trump, no tiene mucho de raro que la derecha se comporte conservadora, lo que si es muy notable es que ese racismo que desde hace años venía presagiando la venida de un Hitler gringo (no literalmente, o quizá a alguien se le había ocurrido) ahora no parece nada descabellado. No solo ha demostrado que la gente gringa (con montones de mexicanos entre ellos) tiene un muy buen porcentaje de racistas, sino que ha puesto de manifiesto que no se ha avanzado gran cosa en cuestión de igualdad de género, Trump ha demostrado ser machista y misógino, y a pesar de que entre las mujeres votantes tiene poco apoyo, sus desplantes deberían haber provocado el desprecio mucho más general, y no es para nada así.

Por otro lado, Hillary Clinton sufrió un poco al inicio de la campaña, hasta que Trump le empezó a hacer su chamba al grado que en los debates terminó por atacarlo muy suavemente, porque él se atacaba mejor por su cuenta, de tal manera que ahora, con todo y que su país conoce muy bien las movidas de ella y su expresidente marido, el hecho es que indudablemente va a ser la próxima presidenta de USA, lo cual para los mexicanos puede ser un gran alivio, ya que podremos escudarnos en que no somos el único país que vota por el menos pior, de hecho esto podría ser muy bueno para el peje, cuidado PRI-PAN-PRD!

Pero la parte más deprimente para mi es darme cuenta del nivel de descaro que tienen los políticos, de Hillary se saben detalles turbios de sus arreglos, podemos decir que lo peor lo ha hecho su esposo, pero da lo mismo, ella sigue casada, si no estuviera de acuerdo con él se hubiera divorciado, y si sigue con él por imagen, pues tantito peor; y aquí es donde viene lo que más me preocupa, resulta que como buenos imitadores de los gringos, de nuestro lado ya está la esposa de uno de los peores presidentes que hemos tenido lista para ser candidata oficial del PAN, una mujer sin trayectoria política, totalmente gris durante el mandato de su esposo, y que no tiene ningún argumento creible que pueda hacer a alguien creer que está buscando el puesto porque puede, no por interés en el país.

No tiene nada de raro que personas corruptas e interesadas en explotar a su beneficio el poder político estén buscando el puesto más alto al que se puede aspirar, lo extraño es que tengan tantos seguidores, aún con pruebas claras de apoyar varias de las actitudes intolerantes que en estos días se critican tanto en todos lados. Me preocupa este país en serio, porque si ganara Trump sería un desastre, pero con Hillary difícilmente nos va a ir mejor que como ya estamos, y cuando llegue el tiempo de las elecciones mexicanas, nuestras opciones serán igualmente pobres: el peje como menos pior, Margarita como la peor expresión de descaro político, y quien sea que saque el PRI que nos queda claro que estará muy bien involucrado con el Narco.

Me encantaría que la sociedad fuera congruente y demostrara tolerancia pareja, pero en estos momento eso no parece posible, esperemos que en unos pocos años la cosa cambie para bien.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Posted by: garaged on

Tags: , ,